Los Abogados de Divorcio en Miami

Representando a clientes en toda Miami

El objetivo de cualquier abogado de derecho de familia es hacer que el divorcio (o de cualquier relación de larga duración) sea lo más sencillo y lo más fácil posible para que los clientes puedan proseguir con sus vidas. El proceso de divorcio requiere considerar varios factores, incluso la división de bienes, la manutención conyugal, la custodia de niños y la pensión alimenticia.

La división de bienes

Dividir la propiedad de los cónyuges durante el divorcio puede ser bastante difícil según la importancia de los activos. Estos activos pueden incluir casas, propiedades de alquiler, cuentas de jubilación, cuentas de pensión, cuentas de acciones, negocios y más. Si su divorcio es polémico, esto puede volverse especialmente complicado.

Alcanzar una resolución por negociar acelera el proceso de divorcio de forma espectacular y puede ahorrarle dinero en honorarios legales. Además, en los casos en cuales uno no pueda llegar a un acuerdo, el tribunal utilizará su juicio para imponerle un plan que sea lo más justo posible.

También existen leyes estatales que se deben considerar, así como también la diferencia entre propiedad separada y marital. Por lo general, la propiedad separada incluye cualquier propiedad que era propiedad de uno de los cónyuges antes del matrimonio, una herencia recibida por el esposo o la esposa (antes o después del matrimonio) y los regalos recibidos por el esposo o la esposa de otra persona.

Por otro lado, la propiedad adquirida durante el tiempo que ha durado el matrimonio generalmente se considera propiedad conyugal, a pesar de cuál de los dos cónyuges la posea o tenga el título de la propiedad. Las leyes estatales varían mucho en cómo se trata la propiedad conyugal (especialmente entre los estados que se denominan como los de Bienes Gananciales y los que se denominan como los de Reparto Equitativo), por lo que consultar a un abogado calificado es fundamental.

La manutención conyugal (la pensión alimenticia)

La manutención conyugal también es factor que se debe considerar cuando se trata de la división de bienes. No existe una sola regla que se aplica a todos los matrimonios, y, por lo tanto, la cuestión de si se requerirá manutención conyugal es algo que dependerá de su situación específica.

El propósito de la pensión alimenticia es ayudar al cónyuge a mantenerse la estabilidad financiera después de un divorcio. En general, la pensión alimenticia de los tribunales es una cantidad que es “justa” según las circunstancias y que la ley exige.

Algunos factores que se deben considerar aquí incluyen el nivel de vida establecido durante el matrimonio, si un cónyuge no tiene bienes suficientes ni ingresos para satisfacer sus necesidades “razonables”, y si el cónyuge que proporciona tiene suficiente propiedad o ingresos para satisfacer estas necesidades. Por último, la cuestión de la manutención conyugal requiere que cada pareja haga una divulgación completa de su estado financiero, incluido el patrimonio neto.

La custodia de niños y la manutención de hijos

La custodia de niños y manutención de hijos suelen pesar más que la manutención conyugal. Los casos que tratan de niños menores de edad, las cuestiones relacionadas con la custodia y la manutención de los hijos serán el núcleo de un acuerdo de divorcio.

En el pasado, los estados han manejado distintamente en cada uno los asuntos de custodia de niños y manutención de hijos en el tribunal de familia. Sin embargo, los estados se han cambiado de idea hacia tener criterios uniformes en cuanto a estos temas. Además, según la edad del niño y su nivel de madurez, sus deseos son considerados por el tribunal. La última consideración es qué es lo mejor para el niño. En muchos casos, las parejas que se divorcian pueden llegar a un acuerdo para la custodia compartida.

La manutención de hijos es un pago continuo hecho por un padre o una madre para el apoyo financiero de un niño después de un divorcio o el final de otra relación. Dependiendo del estado en que el caso se hace, el padre que tiene la custodia de los hijos es pagado por el padre que no tiene la custodia. En el caso de la custodia compartida, el padre con mayores ingresos suele pagar la manutención de los hijos.

La manutención de hijos y la custodia de niños pueden ser un tema polémico en un divorcio, y un abogado con experiencia en divorcio y derecho de familia puede guiar a ambas partes a la resolución amistosa de los asuntos.

Divorcio del mismo sexo

Ahora que el matrimonio entre personas del mismo sexo está en vigor como derecho, la disolución de estas relaciones presenta desafíos únicos, incluso la duración total de la relación antes de un matrimonio formal.

Un divorcio entre personas del mismo sexo puede involucrar más disputas legales que uno de pareja de sexo opuesto. Esto es simplemente debido a la nueva naturaleza de las complicaciones legales. Éstas incluyen cuándo comenzó la asociación o el matrimonio y las reglas que se aplican a los activos y las deudas prematrimoniales. Particularmente, los tribunales también luchan para resolver las disputas de custodia de niños en los casos en cuales uno de los padres es el padre biológico y el otro padre es un padre adoptivo.

Otros métodos para resolver conflictos en el divorcio

Existen las formas de resolver conflictos de divorcio fuera de los tribunales. Son tres los métodos básicos: la negociación, la mediación y un nuevo enfoque conocido como divorcio colaborativo.
En pocas palabras, la negociación involucra a las partes trabajando en una disputa hasta que se resuelva. Mientras que los cónyuges que se divorcian pueden hacerlo por sí mismos, los abogados pueden jugar un papel en estas negociaciones y lo juegan.

La mediación, por otro lado, es una forma de negociación que involucra a una parte neutral conocida como mediador. Sin embargo, un mediador no es un juez ni un árbitro y no toma decisiones ni dicta resoluciones. Pero el mediador trabaja con ambos cónyuges para resolver disputas legales, comunicarse de manera más efectiva y finalmente llegar a un acuerdo.

Finalmente, en un divorcio colaborativo, cada parte tiene un abogado que apoya la negociación actuando como defensores de sus clientes. Ambos cónyuges y ambos abogados deben acordar por escrito que no llevarán el caso a la corte y lo resolverán en su lugar. Al final, un divorcio colaborativo solo funcionará cuando todas las partes se pongan de acuerdo en no tener a un juez ni a un árbitro para gestionar el divorcio.

La conclusión

El divorcio no es algo planeado para la mayoría de las parejas, pero las estadísticas de matrimonios duraderos lo dicen de otra manera. En el caso de un divorcio, los problemas son complejos; y aún más por las emociones involucradas. Al final, un divorcio exitoso es uno que se puede manejar de manera amistosa, y esto requiere abogados con la experiencia y la compasión para que aquello suceda. Los abogados con experiencia de Valiente Law representan a las familias en toda Miami con todos sus problemas de divorcio. Contáctenos hoy para programar una consulta gratuita.