Los Abogados del Asalto y la Agresión Física de Miami

Sirviendo a los clientes acusados de asalto o de agresión en toda la Florida

Aunque el asalto y la agresión suelen estar vinculados, en realidad los dos delitos son distintos según la ley de Florida. En cualquier caso, el asalto y la agresión pueden se pueden acusar como delitos menores o delitos graves y una condena puede dar lugar a penas severas, incluso las multas y el encarcelamiento. Por lo tanto, es esencial tener a un abogado defensor criminal agresivo que luche por los derechos suyos.

Nosotros de Valiente Law tenemos un historial comprobado de éxito en defender a clientes contra cargos de crímenes violentos como asalto y agresión en Miami, Ft. Lauderdale, West Palm Beach y en todo el estado de Florida. Muy versados en los estatutos penales aplicables, manejamos de manera rutinaria estos casos y trabajamos para lograr el mejor resultado posible para nuestros clientes.

¿Cuál es la diferencia entre el asalto y la agresión física en Florida?

Aunque el asalto y la agresión física se consideran un solo delito en muchos estados, están separados por la ley de Florida. El asalto generalmente se define como una amenaza intencional e ilegal por palabra o un acto de violencia de una persona a otra. La agresión física ocurre cuando una persona toca intencionalmente, golpea o causa daño corporal a otra persona.

Como tal, la definición de asalto según la ley de la Florida significa que no debe haber ocurrido tocar o dañar a la otra persona para que se le acuse a uno. Por lo tanto, si uno amenaza con golpear a su vecino, y tiene la posibilidad actual de hacerlo, lo que hace que esa persona tenga miedo de un daño inminente, uno puede ser acusado de agresión. Del mismo modo, la agresión física puede ocurrir de manera independiente del asalto. A modo de ejemplo, pegarle a otra persona de atrás con un golpe en la parte posterior de la cabeza sin hacer una amenaza primero puede provocar un cargo de la agresión física. Obviamente, el asalto y la agresión física también pueden cargarse simultáneamente si uno amenaza a otro con violencia y luego lleva a cabo un ataque que causa daño corporal.

Las clasificaciones de asalto y agresión física de Florida

Hay una serie de clasificaciones de asalto y agresión, que incluyen:

  • El asalto simple: incluye tres elementos, una amenaza intencional por palabra o acto para cometer violencia hacia otra persona, la aparente capacidad de llevar a cabo la amenaza y actuar de manera tal que la presunta víctima tenga un temor razonable de que tal violencia sea inminente. El asalto simple se considera un delito menor de segundo grado, punible con hasta 60 días de cárcel o 6 meses de libertad condicional, y una multa máxima de $ 500. Se aplican sanciones aumentadas si la presunta víctima formó parte de una clase especial, como servidores públicos como un agente del orden público o un servidor de primera respuesta, o las personas mayores de 65 años.
  • El asalto agravado: incluye los mismos elementos que un asalto simple, pero también implica el uso de un arma mortífera, un arma de fuego o la intención de cometer otro delito grave. Un arma mortífera es definida en términos generales para incluir cualquier objeto diseñado o destinado a ser usado para infligir la muerte o grandes daños corporales. El asalto agravado se carga como un delito grave de tercer grado, punible con hasta 5 años de prisión y una multa de hasta $ 5,000.
  • La agresión física simple: implica tocar y golpear de manera real e intencional, o causar daño físico a otra persona, sin “factores agravantes” como el uso de un arma, lesiones corporales graves o violencia doméstica. Esta definición también incluye tocar ofensivamente a otra persona. La agresión física simple es un delito menor de primer grado, punible con hasta un año de prisión y una multa de hasta $ 1,000.
  • La agresión física grave: implica golpear a una persona de manera real e intencional y causarle a la víctima un gran daño corporal, discapacidad permanente o desfiguración permanente, sin la intención consciente de causar tal daño. La agresión física se clasifica como un delito grave de tercer grado, las penas incluyen hasta cinco años en prisión o cinco años de libertad condicional, las multas de hasta $ 5,000, la restitución, el servicio a la comunidad, las evaluaciones psicológicas y el asesoramiento.
  • La agresión física agravada: implica tocar o golpear de manera real e intencional a otra persona y causar daño corporal grave, discapacidad permanente o desfiguración permanente, o usar un arma mortal o golpear a una mujer que el acusado sabía o debería haber sabido estaba embarazada. La agresión física agravada se clasifica como un delito grave de segundo grado, las penas incluyen hasta 15 años de prisión y una multa de hasta $ 10,000.
  • La agresión física de un funcionario público / agente del orden público: una amenaza ilegal o el tocar a un oficial de la ley, un bombero, un proveedor de atención médica de emergencia, et.al.

Vale la pena fijarse en que se aplican las sanciones aumentadas para todos los cargos de asalto si el acusado tiene condenas previas por delitos graves, ha cometido múltiples delitos o ha sido declarado delincuente profesional por el tribunal.

La defensa experimentada de asalto y agresión física en todo el condado de Miami-Dade

Nosotros de Valiente Law tenemos una amplia experiencia en la defensa de clientes contra toda clase de cargos de asalto y agresión. Sabiendo que una condena puede conllevar la pérdida de su libertad y un daño duradero a su reputación, desarrollaremos la mejor forma de defensa.
Las defensas para esta clase de caso pueden variar según las circunstancias. Afirmar que había una falta de intención de cometer el crimen es una defensa posible. Nuestros abogados con experiencia han obtenido absoluciones en esta clase de caso al mostrar que un cliente actuó en defensa propia, o que el testigo denunciante inventó el caso entero. Debido a que, al fin y al cabo, el gobierno tiene la carga de probar su caso más allá de toda duda razonable, recurren regularmente a testigos oculares poco confiables que abren la puerta a una posible defensa de la identidad equivocada.
Independientemente de las circunstancias, nos tomaremos el tiempo para comprender completamente los hechos de su caso y trabajar para que se desestimen los cargos o para ganar una absolución. También le daremos una evaluación honesta de la solidez del caso en su contra, y podemos recomendar buscar una reducción de los cargos o entablar negociaciones de declaración de culpabilidad. Sobre todo, nos comprometemos a garantizar la libertad suya y proteger los derechos suyos. Llame a nuestra oficina hoy o complete el formulario de contacto en línea para programar una consulta.