Los Abogados Defensores de Crímenes Sexuales de Miami

Los delitos sexuales se consideran ofensas particularmente atroces y se procesan enérgicamente en el estado de Florida. Una condena puede resultar en una larga condena de prisión, la libertad condicional perpetua y el registro obligatorio como delincuente sexual, un estigma que lo seguirá por el resto de su vida. Incluso si no es condenado, el mero hecho de ser acusado de un delito sexual puede causar un daño permanente a su reputación.

Nosotros de Valiente Law defendemos a individuos que han sido acusados de delitos sexuales en Miami, Fort Lauderdale, West Palm Beach y en todo el estado de Florida. Cuando su libertad y su buen nombre están en juego, le proporcionaremos los conocimientos, las habilidades y la representación legal agresiva.

Los crímenes sexuales en Florida

Generalmente, los delitos sexuales implican contacto sexual forzado o no consensual, pero también pueden incluir los actos consensuados (la prostitución y la solicitación) o los crímenes que no involucran el contacto sexual (la pornografía infantil o la exposición impúdica). Nuestro equipo legal representa a clientes que enfrentan una amplia gama de delitos sexuales menores y delitos menores, que incluyen:

  • La agresión sexual: cualquier actividad sexual forzada en la presunta víctima sin su consentimiento, incluidos los toques inapropiados, el abuso sexual infantil, la penetración forzada, las relaciones sexuales o incluso los besos.
  • El ataque sexual / la violación: forzar o intentar forzar a otra persona a tener relaciones sexuales o contacto sexual, incluidos la violación, el asalto indecente y la sodomía. La violación es un delito grave de primer grado en Florida, que se castiga con prisión, multas, libertad condicional, rehabilitación ordenada por un tribunal, asesoramiento obligatorio y registro como delincuente sexual al salir de prisión.
  • La actividad sexual ilegal con un menor, el abuso sexual infantil: participar en actividad sexual consensual, incluida la penetración oral, vaginal o anal, con un menor de 16 o 17 años o menos. El consentimiento o ignorancia del menor sobre su edad no es una defensa válida, y la actividad sexual con un menor de 15 años o menos, con o sin el consentimiento del menor, se considera violación.
  • La pornografía infantil: la posesión, la producción, la distribución, la venta o la compra, el transporte o la transmisión electrónica de cualquier representación visual y sexual de un menor. Solo tener el material prohibido en su posesión es un delito, incluso si no lo sabía o no pretendía poseerlo. Además, el castigo por posesión de pornografía infantil se basa en la cantidad de imágenes o videos y puede volverse draconiano con bastante facilidad.
  • La prostitución / La solicitación: participar en actos sexuales a cambio de algo de valor u ofrecer dinero o algo de valor a otra persona a cambio de actividad sexual.
  • La exposición impúdica: ocurre cuando una persona expone sus genitales de manera obscena o intencionalmente lasciva o realiza actos sexuales en presencia de una persona menor de 16 años.
  • El incumplimiento de registrarse como delincuente sexual: todos los delincuentes sexuales condenados en el estado de Florida deben registrarse en el estado e informar periódicamente a la oficina del alguacil local para proporcionar información sobre su domicilio actual, su ocupación, sus condenas y otra información relevante. No registrarse como un delincuente sexual se considera un delito grave.

Las defensas comunes en contra de los delitos sexuales en Florida

Debido a que los delitos sexuales a menudo carecen de testigos, exceptuando a las partes involucradas, estos casos a menudo dependen del testimonio de la presunta víctima y la evidencia forense. Como tal, se pueden afirmar numerosas defensas contra las acusaciones de delitos sexuales:

  • Las defensas previas al juicio: los individuos que han sido acusados falsamente de un delito sexual pueden evitar una acusación formal de un delito presentando pruebas para disputar las acusaciones, como resultados de pruebas de polígrafo, evaluaciones psicológicas, pruebas de que la presunta víctima ha hecho acusaciones falsas o cartas de respaldo del carácter del acusado.
  • Las defensas en el juicio: las defensas comunes incluyen una coartada (el acusado no estaba presente en el momento en que se cometió el crimen), la identidad errónea de la presunta víctima o los problemas psicológicos que impidieron que el acusado entendiera lo que estaba haciendo. Las pruebas forenses de ADN también se pueden usar para probar la inocencia de una persona.
  • Las defensas afirmativas: el acusado se confiesa haber cometido un delito sexual, pero afirma que no debe considerarse un delito debido a ciertas razones, por ejemplo, la presunta víctima consintió hacer el acto sexual o que el acusado no usó la fuerza, ni las amenazas de fuerza ni coaccionó a la presunta víctima. Una defensa afirmativa no es una admisión de culpa, sino más bien es una explicación con respecto a por qué la ofensa puede no ser un crimen.

La defensa de crímenes sexuales de Miami

Nosotros de Valiente Law somos muy conscientes de que las falsas acusaciones de agresión sexual o abuso de menores a menudo surgen en las disputas muy discutidas y los casos de custodia de menores. Aunque al mismo tiempo una condena por un delito sexual a menudo depende de evidencia forense, como muestras de sangre y cabello o el ADN. Nuestros abogados de delitos sexuales trabajarán con diligencia para refutar las acusaciones y cuestionar la validez de las pruebas. Si bien nos dedicamos a que se desestimen los cargos o a obtener una absolución en el juicio, podemos, si creemos que la evidencia lo justifica, recomendar que el acusado busque una reducción de los cargos para evitar tener que registrarse como delincuente sexual.

Al fin y al cabo, ser acusado de un delito sexual es un asunto serio y una condena tendrá consecuencias duraderas, lo que posiblemente dificulte la búsqueda de un trabajo o una vivienda. Esto hace que tener una representación legal agresiva sea crucial. Sobre todo, nuestro equipo legal se compromete a asegurarle la libertad y restaurarle el nombre. Llame a nuestra oficina hoy o complete el formulario de contacto en línea para programar una consulta.